ECUADOR: Los estafados por inmobiliarias cuestionadas viven un calvario

Las obras quedaron inconclusas. 17 estructuras de bloque visto están abandonadas desde el 2011. Son parte de un proyecto inmobiliario que tenía que construirse en tres etapas, hasta el 2013, en terrenos que están ubicados en la avenida Santa Mariana de Jesús, km 1,6, en el norte de Guayaquil.
Seis perjudicados por dos inmobiliarias volvieron al sitio. Quieren que se resuelva el caso. Mientras caminaban vieron las paredes teñidas de negro, por el polvo y el esmog. Entre las fisuras de las paredes y pisos crecen plantas y maleza.
Edy Espín, un militar en servicio pasivo, pagó USD 17 495 por su casa de 115 metros. El costo total era de USD 70 000. En las carpetas tiene cada documento: depósitos, recibos, oficios, contratos y demandas.
El escándalo de esta estafa masiva estalló en el 2015. El gerente de la empresa fue procesado y condenado a 10 años de prisión, en primera y segunda instancias. En la Corte Nacional se aceptó un pedido de revisión, en la que se redujo el tiempo de cárcel a 36 meses, al considerar que se lo debió juzgar con el antiguo Código Penal y no con el vigente. Otras cinco personas están prófugas.
El procesado está libre, pero no ha pagado USD 24 millones como reparación integral a 1 200 afectados, pues amenaza con declararse insolvente. Hoy vive fuera de Ecuador. En el país no hay una norma que determine prisión por deudas.

CONTINUAR LEYENDO AQUÍ


Comparte esta información

CONVERSACIONES