INTERNACIONALES: Compra de inmuebles en EU, inversión a corto plazo

Artículo de El Economistaelizabeth.rodriguez@eleconomista.mx

 

Comprar una casa es hacerse de un patrimonio, pero también es una inversión y hacerlo en Philadelphia o Baltimore es una buena opción, porque son estados de EU que están a la periferia de otros grandes; Washington y Nueva York, afirmó Perla Machaen, mexicana con más de 10 años de experiencia en propiedades de inversión y venta de bienes raíces y fundadora de The Pearl Group. Después del cambio de gobierno en México, relata, los clientes le comenzaron a preguntar por opciones de inversión en EU, pero los inmuebles que vendía en Miami no eran opción, porque el retorno de inversión era a más largo plazo.

 

Así, buscó opciones y se alió con ABC Capital, compañía de servicios integrales de inversión en bienes raíces y en conjunto lanzaron un modelo de inversión para mexicanos.

 

Machaen dice que la renta en Baltimore y Philadelphia no es cara y mucha gente prefiere vivir ahí y viajar diario a Washington y Nueva York, donde las rentas son elevadas y “es difícil, a menos que seas directivo, vivir cerca de tu trabajo”.

 

Cómo funciona el modelo

ABC Capital se encarga de comprar propiedades en bancarrota, paga todo lo que se debe, remodela la casa y la pone en renta; después Machaen inicia el proceso de venta.

 

La compra se hace con un inquilino dentro, que tiene entre siete, 14 o 21 días o que está a punto de habitar la casa, ello facilita la venta porque el dueño no tiene que buscar a una persona que rente la vivienda.

 

Las casas cuestan entre 80,000 y 100,000 dólares, con una renta aproximada de 1,300 dólares al mes, que incluye el mantenimiento, predial y seguros contra la propiedad. “Lo que le queda a la persona, neto, en su bolsa es de entre 10 y 12% en Baltimore y 9 y 11% en Philadelphia”, detalla Machaen. Es decir, por cada 100,000 dólares invertidos se obtienen aproximadamente 1,000 dólares al mes.

 

Al segundo año se vende una protección por si el inquilino no paga la renta, de esta forma se asegura el pago mes por mes. También, se ofrece un seguro de remodelación, que se ocupa si la casa resulta dañada.

 

“Es un tipo de propiedad patrimonial, que puedes quedártela un largo tiempo y que a lo mejor si te la quedas cinco años, tú nunca te enteras cuando cambió un inquilino o si hicieron un hueco en la pared, con estos seguros queda todo pagado”, detalla.

 

Machaen fue reconocida en el 2017 en la Casa Blanca como personalidad hispana por hacer innovación en Estados Unidos y ha sido considerada la número uno del año en ventas de propiedad en mercado latino. La empresaria detalla que no se necesitan permisos adicionales para adquirir una de estas viviendas, “la casa es tuya el día que la compras. A los 20 días cierras escrituras, de ahí se cobra la primera renta a los 60 días”.

 

Una opción de inversión para momentos de crisis, como la que se vive en el mundo con el Covid-19, donde las oficinas sólo están cobrando 17% de las rentas, mientras que las casas lo hacen 70%, pues la casa se ha convertido en un lugar no sólo para vivir, sino para trabajar. “No hemos parado, la gente quiere mover su dinero”.

 

¿Cuál ha sido la clave del éxito? Perla Machaen considera que, además de la fe, el buen trato al cliente y la preparación han sido uno de los aspectos más importantes para crecer en el mercado inmobiliario. “Trata a tus clientes como te gustaría que te trataran, tiene que ser un ganar-ganar”.

 

Artículo de El Economistaelizabeth.rodriguez@eleconomista.mx

Comparte esta información

CONVERSACIONES