fbpx

LATINOAMÉRICA: Cómo afecta el Covid-19 al mercado inmobiliario regional

Artículo de ImpulsoJuan Pablo Apud

 

Si bien la crisis por la pandemia atravesó al mundo en general, hubo países cercanos que tuvieron mayores posibilidades para reacomodarse.

El panorama latinoamericano actual tiene similitudes y diferencias importantes con la realidad argentina, en el caso de Chile se acerca a la situación local, Colombia conlleva una situación de consenso entre las partes y Uruguay se muestra como el país mejor parado.

 

Por un lado, en Argentina antes del coronavirus había una caída del 34%, 21 meses consecutivos de caída interanual, falta de créditos, cambios en la ley de alquileres y ajustes en los precios de venta.

 

En Chile la situación es también compleja, algunos corredores inmobiliarios pueden aún hacer visitas a las propiedades, pero otros tantos no y se impuso un sistema de cuarentenas móviles, donde comunas e incluso barrios salen y entran dependiendo del nivel de contagios que haya.

 

Estas últimas semanas, las medidas se extremaron y gran parte de la Región Metropolitana entró en cuarentena y, además, se restringieron algunos permisos como el de mudanza.

 

En relación al impacto en el precio de las propiedades, aseguran que los efectos de la pandemia en la economía ya se están sintiendo y se percibe una corrección a la baja, entorno al 10%, si se comparan los precios de venta que había antes de octubre.

 

EL CASO COLOMBIANO

En Colombia afirman que esta situación los tomó por sorpresa y se enfrentan a la problemática de que los inquilinos tienen una situación económica complicada para cumplir con sus pagos, y los propietarios necesitan de esos alquileres para sobrevivir.

 

En lo que refiere a las medidas adoptadas por el gobierno colombiano en relación al sector inmobiliario, se emitió un decreto en el que se invita a propietarios e inquilinos a llegar a un acuerdo y si no hay acuerdo el inquilino está obligado a pagar.

 

Además, las inmobiliarias están trabajando en la modalidad de teletrabajo, concentrados en dar información a los clientes, y los temas comerciales por medio de herramientas tecnológicas.

 

URUGUAY, UNA SITUACIÓN DIFERENTE

Por último, en Uruguay la situación es diferente a la del resto de países del continente ya que allí no se dictó un cese obligatorio de actividades sino que se recomendó un aislamiento social voluntario y la economía siguió funcionando con menos distorsiones que en otros países.

 

Al principio el mercado inmobiliario experimentó un periodo de tranquilidad que duró desde el inicio de la crisis sanitaria hasta mediados de abril y después el trabajo se fue reactivando de a poco.

 

En cuanto al impacto de la pandemia en el precio de los inmuebles, las consultas de los usados se mantuvo estable, pero los valores de cierre son más flexibles a la baja, en torno al 10% interanual.

 

Respecto a la construcción, sus costos en dólares disminuyeron, porque el tipo de cambio aumentó alrededor del 12% los últimos 30 días y esto repercutirá en el mediano y largo plazo en los precios de las propiedades a estrenar y por lo tanto en todos los valores inmobiliarios en general.

 

Artículo de ImpulsoJuan Pablo Apud

Comparte esta información

CONVERSACIONES

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Accepto

Privacy & Cookies Policy