PERÚ: Ventas de vivienda caerían hasta en un 50% este año, estima ADI

Artículo de La República – Christian Alcalá

 

Representante del gremio inmobiliario, indicó que por el momento los desarrolladores no están pensando en nuevos proyectos producto de la actual coyuntura.

 

El sector inmobiliario se ha visto duramente golpeado por la paralización de actividades producto de la pandemia de la COVID-19. Sin embargo, a pesar de ya haberse reactivado dicho rubro las perspectivas no son nada alentadoras, por lo que se estima que las ventas de vivienda podrían caer hasta en un 50%.

 

Así lo proyectó Carola Pacheco, gerente general de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios del Perú (ADI), quien recordó que en diciembre del 2019, el gremio había previsto vender 20 mil viviendas, pero producto del coronavirus solo se lograría una venta de 10 mil unidades.

 

“En el 2019 teníamos previsto que para este año 2020 cerrábamos en 20 mil viviendas la venta; el año pasado cerramos en 18 mil y no creemos cerrar en 20 mil. Creo que llegaríamos en 10 mil y esa es una fuerte caída de más del 50% de la expectativa que se tenía”, aseveró Pacheco en la conferencia: “Reflexiones frente a grandes retos , Reactivación y retos en sectores Inmobiliarios y Farmacéuticos” organizado por Women CEO Perú.

 

La representante del gremio inmobiliario explicó que los desarrolladores inmobiliarios solo están trabajando en los proyectos que ya tenían y no en desarrollar nuevos proyectos producto de la coyuntura actual.

 

“No se está desarrollando algo nuevo por ahora; es decir, adquiriendo terrenos para poder desarrollar nuevos proyectos. Sí tenemos entendido que va a afectarnos pero tenemos que seguir trabajando”, acotó.

 

Ya se refleja caída

Pacheco también reveló las estadísticas del sector. Y es que durante los dos primeros meses del año, las ventas mensuales superaban las 1.300 unidades.

 

Sin embargo, a partir de marzo, mes donde se aplicaron las medidas restrictivas el sector tuvo una caída severa en el ritmo de ventas.

 

“Solo Lima Metropolitana en niveles promedio de ventas aproximadamente superaba las 1.300 de viviendas al mes. A partir de marzo se fue al tercio de los 1.300 y luego fueron meses propios de convivir con la pandemia”, subrayó.

 

A raíz de ello, en marzo se vendieron 426 unidades, en abril 234 viviendas y en mayo donde inició la reactivación económica se lograron vender 477 unidades.

 

Artículo de La República – Christian Alcalá

Comparte esta información

CONVERSACIONES